ante la pasividad

dejen de romper las pelotas 

con esas chácharas irreverentes 

abandonen un poco la chatez 

de su mente, 

dejen de perder pedazos de alma 

hirviéndose la sangre como personas decentes, 

sean incoherentes! 

desfilen los tristes ríos 

de la maravillosa metafísica, 

inventen religiones, vuelvánse decadentes! 

dejen de lado toda burocracia, incendien todos sus papeles:

la vída se va y no hay tiempo que perder, 

la nueva era enseña: los negocios han corrompido el ser! 

basta de archivos, salgan a buscar amigos, 

personas soñadoras con medio dedo de frente, 

vuélvanse disponibles, retiren las ilusiones de la mente, 

el cine no está para servirnos, es más bien al revés, como dijo un buen burgués, las imágenes de hoy son las reinas del presente 

y del futuro. basta de servidumbre, basta de esclavitud, suicidio asegurado el de mezclarse con la muchedumbre, el de comer carne picada mezclada con atún.

a las armas compañeros! 

a mirar a la vida bien de frente y con la cámara 

en mano

ante el pasivo terror, siempre valientes.

asociación libre

aquí desde mi anti-antro burgués estoy invadida por la luz de mi cuarto en el piso 10, me acosté temprano anoche porque me pintó el sueño a las 11 por más que hoy es un 9 de julio, aquí feriado, día parado en el que para colmo es el mundial y yo soy la única que conozco que no participa de tal ritual de mirar el partido juntarse con amigos y morfar sanguchitos, hastiada de libros, harta de volverme loca cada día un poco más, no puedo evitarlo, hace tiempo me siento abandonando el corral. esta mañana por suerte me la pasé editando un video y calmé mi ansiedad, después me preparé un desayuno vegano, se fue mi vieja y me quedé feliz en mi soledad, me puse a buscar convocatorias como si algún día ganar algo representara victoria, me puse a pensar en forma de poesía como cada día y me puse a escribir esto que escribo en este momento, en mi cuarto no corre viento, el sol me pega en la espalda, la resolana es peor. mi mente vaga en recuerdos y cada uno es mínimo, la mayoría hermosos otros horripilantes y por ello son todos grandiosos, el otro día vino Amadeo de paso por un día en Buenos Aires y pasamos la tarde vagando por todas partes y charlando y fumando y tomando café y me dijo en una que íbamos caminando que su mente estaba como un péndulo balancéandose de un lado a otro sin parar y a mi eso me pareció genial porque me parece que mi mente tiene hormigas en el culo, quizás sea genético es algo que sospecho hace tiempo, estos días en los que estoy volviendo mucho a la niñez y me acuerdo de esa curiosidad que tenía por el funcionamiento del universo y nuestro sistema solar, esas preguntas que hace uno de chico desde una inocencia celestial. ese mismo día que fue el lunes fui a lo de Roberto y después de la clase de teatro fuimos todos a comer tortillas a La Clac un bar viejísimo de esos que me encantan y entre risas y cervezas llegamos a la conclusión de que la vida es un lavarropas -de tambor horizontal- que me asombro de no haber conocido antes, me hizo acordar al mejor bar del mundo, uno al que fuimos con Manuel y nuestros amigos alemanes en La Paz, un bar que de afuera es solo la fachada de una casa pero tocas el timbre y el ambiente enseguida te abraza y no podes parar de mirar porque el capo del dueño es un coleccionista aficionado mal, cada rincón está compuesto de una colección, hay pelucas, cochecitos, carteras, muñecos, maquetas, cucharas, parlantes, libros, luces coloridas y suena rock argentino covereado por una chica boliviana con una alta voz. imposible no darle cuerda a estos desvíos, yo contaba que pasé el resto del lunes a la tarde con mi primo y que nos paramos a mirar los edificios de Avenida de Mayo y nunca me había dado cuenta de que tenían unos balcones increíbles, divinos, y que mientras nosotros mirábamos absortos hacia arriba, el abajo representaba el mismísimo olvido, la alienación de los gorilas caminando a sus oficinas, siempre mirando al suelo, siempre la cabeza hacia abajo. y ahí estábamos nosotros fatal y falsamente libres como animales sueltos en la ciudad y en una de esas mire a un balconcito particular y pasó un gato negro y después me llegó un mensaje de Ceci que casi me hace llorar, porque la primera vez que la vi leyó una poesía suya que se llama “El Gato Negro” porque la escribió en el bar que se llama igual y desde entonces su esencia vive en forma de gato negro, y al final del día sentí todas las energías viajando en mi propio mar y me sentí agotada y rendida ante la belleza de mi mundo que corre en paralelo con todo lo demás y me alegra mucho el casi ya no sorprenderme de que todos mis amigos sean canales hacia el más allá. después leo la biblia Kerouakiana y entiendo lo que me pasa incluso un poco más y ya no me hago la cabeza con el tema de separar cada cosa, todo forma parte de lo mismo y asumir el caos es uno de los pasos fundamentales para Amar. cuándo vas a venir? me estás invitando? si obvio, siempre te estoy amando. ya no me someto tanto a lo que digo, cada día estoy un poco más lejos de la ansiedad urbana, cada día aprecio más las mareas del azar, tomo más consciencia de mi pie en el planeta, de mi manera de actuar, con los brazos abiertos recibo a mi posición burguesa de la que no puedo escapar y con palabras de amor maldigo a todo(s) lo(s) que vive(n) regido(s) por la falta de humildad. Inspirada por tanta falta de humanidad, ante el Mundo, mi Yo sólo busca una forma de Libertad. 

no hay título posible

la vida es sueño

la vida es un lavarropas

la vida es un arcoiris al que mutamos al morir

detengamos el tiempo, dejemos que florezcan los canales que nos decrecen en el hipocampo, vivamos en el constante verosimilitante navegante de los mares celestinos, cada uno de nosotros es dios y el diablo en una cuerpo, que otro remedio queda para el mono erguido?

creamos y creemos en la mismísima gloria celestiterrenal, el erotismo vive en medio de ambas montañas y sus energías pueden viajar hacia todos los mares, los desiertos y las ciudades. de ahí que el amor es difícil, a veces no distingue cielo o infierno, lastima, desgarra capa por capa tu esmerado traje carnal y al mismo tiempo, invita a contemplar un fuego, un mundo que no es el que solemos habitar. y nos terminá acorralando, nos obliga a escupir palabras en un papel, porque lo que se recibe es tanto que no se puede contener, aferrados a la incontenible nostalgia de pertenecer a otro mundo, de pertenecer a una pureza invisible, un rayo de luz.

basta con estar presente, basta con estar consciente, con estar atento, con dejarse llevar por los vientos, por no abstenerse ante las corrientes del mar.

El amor y la violencia habitan todos nuestros espacios. 

YO, BURGUESA.

Anoche escribí, en un arrebato de euforia:

para filmar algo sólo se necesita un techo dónde dormir y un dispositivo que filme. y si a causa de nuestra condición burguesa, tenemos eso y muchísimos más gadgets finos y tecnológicos, bienvenidos sean. para filmar, ademas de techo y dispositivo, sólo se necesita pasión, todo lo demás está ahí, al alcance de nuestro ojo, de CUALQUIER ojo. Y con la práctica, nace, ante el hecho de filmar, la Humildad, la Honestidad, y la Osadía. 

Hoy escribí en mi cuaderno: 

Ante mi condición de burguesa, no me oculto, lucho.

Ante la cuna de oro en la que nací, no me conformo, cuestiono.

Ante el Mundo, me rindo.

Ante el nacionalismo, me cago en él.

Ante los demás, me igualo, me solidarizo.

Ante mi indignación, me levanto, escribo, veo, pienso, filmo, grito.

No me proclamo genio, sino enamorada.

más tarde me encontré con algo hermoso y sin duda no es casualidad que me lo haya encontrado hoy. 

Benjamin cuenta que en una revista francesa organiza una encuesta: “Para quién escribe usted?” Cito de la respuesta de René Maublanc, así como las observaciones que siguen de Aragon: “Indudablemente escribo, casi exclusivamente para un público burgués. Primero porque estoy obligado a ello, porque mi origen es burgués, porque he sido educado en la burguesía y porque procedo de un medio burgués, tanto que soy proclive a dirigirme a la clase a la que pertenezco, que es la que mejor conozco y la que puedo entender mejor. Lo cual no quiere decir, desde luego, que escriba para darle gusto o para apoyarla. Por un lado, estoy convencido de que la revolución proletaria es deseable y necesaria, y por otro lado, de que será tanto más rápida, fácil, victoriosa, y tanto menos sangrienta cuanto más débil sea la resistencia de la burguesía. El proletariado necesita hoy aliados del campo de la burguesía, igual que en el siglo XVIII la burguesía necesitó aliados del campo feudal. Yo quisiera estar entre esos aliados.” (….) Es por tanto, completamente acertado que Aragon, en otro contexto, replique: “El intelectual revolucionario aparece por de pronto y sobre todo como traidor a su clase de origen.” 

se me parte la cabeza pero no puedo dejar ir los poemas que me visitan antes de dormir, sobre todo con días tan inspiradores

venía vibrando todo el tiempo sin parar sin parar

como una flor renazco después de marchitar

rozar los filos me hace temblar temblar y de todo eso de repente encontré un lugar

me abandoné a confiar en mi dulce inestabilidad

poco a poco me paré en la balanza

y vi que podía volar si quisiera

hacia otras primaveras

hacia mi propio hogar

no me da vértigo el cielo, me siento plantada en la tierra como aquel rosal.

pero bien ligera

para volar cuando el viento me empuje sin que mis raíces añoren mi tierra

sin sentir nostalgia por el mar.

La ciencia del Caos o el Mundo nos dió a luz un día random

Estaba viendo una película documental que se trataba de un hombre que estaba al margen de la revolución y en ella a su vez, entonces me resultó políticamente correcto escribir en el margen de la hoja en la que estaba tomando apuntes, un poema. Más tarde llegué a un textito de Artaud que me pareció muy acertado para lo que había escrito y he aquí, los combiné:

"En toda poesía hay una contradicción esencial. La poesía es la multiplicidad machacada y que lanza llamas. Y la poesía, que devuelve el orden, resucita primero el desorden, el desorden de los aspectos inflamados; hace que se entrechoquen aspectos que reduce a un punto único: fuego, gesto, sangre, grito.

Devolver la poesía y el orden a un mundo cuya propia existencia es un desafío al orden significa devolver la guerra y la permanencia de la guerra; significa traer un estado de crueldad aplicada, significa provocar una anarquía sin nombre, anarquía de las cosas y de los aspectos que se despiertan antes de hundirse de nuevo y fundirse en la unidad. Pero quien despierta esa anarquía peligrosa es siempre su primera víctima.”

"Yo separo las cosas" dijo, y yo no pude evitar gritar arrebatada "yo no!" pienso que nada está nunca bajo control y cuando uno habita de manera permanente y simultánea, dos mundos, el devenir de los días genera de esos mundos un solo y aterrador Caos que uno no puede controlar y es en ese lugar de lúcida consciencia cuando uno está en peligro de transformarse en un neurótico, o en un sometido. A lo sumo, para encontrar la "felicidad" personal, la alternativa sería abandonarse a su marea, abandonarse a la marea del Caos. La idea de que las cosas se separan en respectivas clasificaciones para cada cosa, es una idea vieja, arcaica, muerta. Si no podemos ser los nuevos vagos seamos entonces los neo-vagos. Ya se ha creado, se ha criticado, ya se ha censurado y ya se ha recreado, de ese gen repetitivo está compuesta la Historia que se deshace en cadenas generacionales. No nos queda más que contemplar y seguir buscando algo nuevo. 

Un lenguaje nuevo, el que vive 

en el aire que nos respira, 

que habita la experiencia 

de la pos modernidad, 

que nos iguala

unificándonos

disol       viendo      nos

en el Mundo

que nos dió a luz.

Leer más

Generación Internet

Mucho más joven a nivel cronológico que el propio Universo, Internet es análogo a él en su actual infinitud, que el lapso de vida de un ser humano y sus capacidades no podría nunca abarcar, siendo tan viejo como nuevo, porque en sus infinitos recovecos perduran cosas muertas, publicadas y difuntas hace años, y, al mismo tiempo, en la inmediatez, no cesan de nacer y morir nuevos espacios, nuevos links, como estrellas en una galaxia, que ninguna consciencia llegará a conocer, imágenes efervescentes existentes en la web, imágenes virtuales que un puñado de seres se interesará en ver. El internet es la cosmología de los tiempos posmodernos, estos que se agotan a cada click. 

Cristales

Recuerdo que la primera vez que leí a Vargas Llosa me quedó una frase grabada, “la ficción nos completa, a nosotros, seres mutilados a quienes ha sido impuesta la atroz dicotomía de tener una sola vida y los deseos y fantasías de desear mil”, es una frase de un texto que se llama La Verdad de las Mentiras y lo leí cuando empezé a estudiar cine. Hoy siento que todo lo leído en estos pocos años, breve como versos, como flores, como fotos, no agranda mi campo sino que lo dejan suspendido dónde siempre estuvo, ahí en su infinitud, en el terreno de la irrealidad inmanente, preponderante, imponente. Ella, aquella que se burla de mí desde la oscuridad, por ser tan débil como una mujer, tan miserable como un humano, tan a la deriva, tan lejos de comprender el misterio que la habita. No queda nada más que el eco de la poesía que retumba en mí, me desarma tanta belleza. Ante el Mundo, no soy nada más que un espejo, que un cristal.


——————


RECEVOIR en francés significa recibir, y al mismo tiempo, “voir”, significa ver. Recibir es para los franceses volver a ver y, al mismo tiempo, es recibir una visión. 
Veo, y al Ver, Recibo.
Leo, y al Leer, Escribo.
Amo, y a-la-mar, Vivo.

dos poemas breves viejos encontrados en el cajón

la palabra que te guía ya no es palabra, sino su sombra

el más allá 

el que no puede ser

en el lenguaje

y sólo vive

en el amor

——

volverse consciente del viento

dejar la inconsciencia a tiempo

para que el tiempo supure viento

y el tiempo se vuelva imagen

y el viento, canción 

El Rodaje y todo lo que implica.



(las fotos la sacó Pablo Rebollo)



Persona en proceso y cineasta en progreso, producciones audiovisuales para todas clases y edades.
Me gusta el intercambio artístico, sobre todo cuando somos tantos los jóvenes que buscamos lo mismo. Opto por Independencia para expresarse con la mayor coherencia fuera de la Industria de la Pestilencia. Sugiero Amor como principal Valor, para cualquier labor puede contactarse conmigo, si está de acuerdo podemos ser amigos; Lamentablemente vivimos en un Mundo en el que para trabajar se necesitan fuentes, el humano siempre fue un indecente; convoco a que cobremos por el trabajo que hacemos y me adhiero a que valoremos el Arte que graciadió tenemos. 

el rap de lo viejo y lo nuevo (o de la posmodernidad)

refundar reutilizar reciclar reescribir re seguir remar reposar re copar re chupar inventar divagar falsear recrear citar recitar, así somos los posmodernos de la nueva sociedad, cuando apolitizarse es más político que militar, hoy todo es doble y todo vuelve a significar, la poesía cómo única forma de verdad, caminar, conocer mirar, charlar, subir, bajar, todo se vuelve arte en nuestra p o s moderna realidad, destruir para construir y viceversa, exclamar genialidades que por el aire se dispersan, y en el humo quedan olvidadas, en esa jalea de nada abrazados a las llamas de un incendio imaginario, soñando con torrentes de agua natural y civilizaciones multirraciales en una selva estelar, pensando en heredar, toca la guitarra nena no me digas nada mas, considerarse herederos de una gran fortuna de una gran verdad, nietos de vanguardias que destruyeron la moral, herederos de los hippies y los punks, herederos del rock nacional, esa revelación prorevolución que lleva a la indagación de un mundo sin razón, un caos ideal, delicia celestial. Romanticismo, Existencialismo, Neorrealismo, Nouvelle Vague, la Biblioteca de Babel tan idílica de conocer. Rapear, interpretar imitar actuar, suspender la pose y envolverse en soledad, la vagancia a cada instante se vuelve a valorar. La fina línea entre ficción y realidad, entre trabajo y amistad, entre mentira y verdad. Nada hay dónde la palabra viene a quebrar, la razón se vuelve sagrada cuando es poética su función, que bella es la vida cuando se muestra inacabada, en infinita mutación. Arte como solución. Transparencia como mediación.

Bla, bla, bla.

(a veces, cuando el tono del día está al compás de cierta música sagrada y uno se transforma en surrealista)

el desorden que invade nuestra razón, nuestro día, nuestra misión,

se puede revelar en nuestro favor

diciendo hola, yo soy tu verdad, siénteme, no existe nada más y por ende

no hay crisis tal


un poema es una ciudad llena de calles y cloacas,
llena de santos, héroes, pordioseros, locos,
llena de banalidad y embriaguez,
llena de lluvia y truenos y periodos
de ahogo, un poema es una ciudad en guerra,
un poema es una ciudad preguntando por qué a un reloj,
un poema es una ciudad ardiendo,
un poema es una ciudad bajo las armas
sus barberías llenas de borrachos cínicos,
un poema es una ciudad donde Dios cabalga desnudo
por las calles como Lady Godiva,
donde los perros ladran en la noche y persiguen
la bandera; un poema es una ciudad de poetas,
muchos de ellos muy similares
y envidiosos y amargados…
un poema es esta ciudad ahora,
a 50 millas de ninguna parte
a las 9:09 de la mañana,
el sabor a licor y cigarrillos,
sin policía, sin amantes, caminando en las calles,
este poema, esta ciudad, cerrando sus puertas,
fortificada, casi vacía,
enlutada sin lágrimas, envejecida sin pena,
las montañas rocosas,
el océano como una llama de lavanda,
una luna carente de grandeza,
una leve música de ventanas rotas…
un poema es una ciudad, un poema es una nación,
un poema es el mundo…
y ahora pongo esto bajo el cristal
para el loco escrutinio del editor
y la noche está en cualquier lado
y lánguidas damas grises se alinean
el perro sigue al perro al estuario
las trompetas anuncian los patíbulos
mientras los hombrecillos deliran sobre cosas
que no pueden hacer.

Bukowski

el tiempo de escribir

dormir, dormir

que lindo es dormir

que bello es dormir con las luces todas apagadas todas, en completa oscuridad, así,

todo negro, y ni una luz, y dormir 

acostarse en el más hondo de los silencios que recorren la habitación

sentir poco a poco aquella levitación 

esa sensación tan conocida por todos los que humanos somos, 

cuando las formas fluorescentes emergen por debajo de los párpados

y bestias de colores danzan sobre el negro cuya infinidad nada puede superar

que placer dormir en la total oscuridad

pero

cómo se puede hacer para dormir? 

para dormir mientras hay tantos poemas aullando en las penumbras de una noche que puede ser tan corta como el día

o tan corta como la Vida 

Ella,

que se escurre a cada segundo, 

mientras estamos durmiendo

tantos poemas a la hora más romántica y monstruosa

que se escapan de nuestros dedos corriendo hacia lo desconocido

la hora del Dormir 

escribir persiguiendo el tiempo sin perder ni un momento

el tiempo que corre más rápido que nuestras palabras en el papel o en un teclado 

el duelo con el ambiente ya está superado, 

(el duelo del ahora es el duelo con el tiempo) 

todo hasta que ejerzamos 

nuestras legítimas operaciones místicas para trascenderlo 

sea

separarnos del cuerpo

quebrándolo en infinitas e indiscernibles partículas  

sea en un orgasmo, meditando, soñando o jugando, 

o sea

morir 

La Libertad Primera y Última

La transformación

Pregunta: ¿Qué entiende usted por transformación?

Krishnamurti: Es evidente que tiene que haber una revolución radical. La crisis mundial la exige. Nuestras vidas la exigen. Nuestros incidentes, empeños y ansiedades de todos los días la exigen. Nuestros problemas la exigen. Tiene que haber una revolución radical, fundamentad porque todo en torno nuestro se ha derrumbado. Aunque en apariencia haya orden, en realidad hay lenta descomposición y destrucción: la ola de destrucción está constantemente alcanzando a la ola de vida.

Tiene, pues, que haber una revolución; pero no una revolución basada en una idea. Semejante revolución es tan sólo la continuación de la idea, no una transformación. Y una revolución basada en una idea trae derramamiento de sangre, destrucción, esos. Del caos no se puede establecer el orden; no es posible que produzcáis deliberadamente el caos con la esperanza de que el orden surja de ese caos. No sois los elegidos de Dios para implantar un orden nacido de la confusión. Esa es la manera errónea de pensar de los que desean producir creciente confusión para luego establecer el orden. Por estar momentáneamente en posesión del poder, se figuran que conocen todos los medios de crear orden. Observando toda la catástrofe  la repetición constante de las guerras, los incesantes conflictos entre las clases sociales y entre los pueblos, la tremenda desigualdad económica y social, la diferencia de capacidades y dones naturales, el abismo entre los que disfrutan de extraordinaria dicha y tranquilidad, y los que viven prisioneros del odio, del conflicto y de la miseria-, observando todo eso, se ve que es necesaria una transformación completa, ¿no es cierto?

Esta transformación, esta revolución radical ¿es una finalidad o es de momento a momento? Bien sé que nos agradaría que fuese la finalidad a alcanzar, ya que es tanto más fácil pensar en términos de lejanía, de futuro. Al final nos habremos transformado, al final seremos felices, al final hallaremos la verdad; pero, mientras tanto, continuemos como hasta ahora. Una mente que así piensa en términos de futuro, es incapaz de actuar en el presente; y por lo tanto una mente así no busca la transformación, simplemente la rehuye. ¿Qué entendemos por transformación?

La transformación no es en el futuro; jamás puede serlo. Sólo puede ser ahora, de momento en momento. ¿Qué entendemos, pues, por transformación? Es, sin duda, algo muy sencillo: ver lo falso como falso y lo verdadero como verdadero. Ver también la verdad en lo falso, y ver lo falso en aquello que ha sido aceptado como la verdad; ver lo falso como falso y lo verdadero como verdadero es transformación. Porque cuando veis muy claramente que algo es la verdad, esa verdad es libertadora. Cuando veis que algo es falso, esa cosa falsa se desprende. Cuando veis que las ceremonias son simples y vanas repeticiones; cuando veis la verdad acerca de ellas y no las justificáis, prodúcese la transformación, porque otra atadura ha desaparecido. Cuando veis que la división de la sociedad en clases es falsa, que ella engendra conflictos, miseria y desunión entre las personas; cuando veis la verdad al respecto, esa verdad resulta libertadora. La percepción misma de esa verdad es transformación. Y como estamos rodeados de tantas cosas falsas, el percibir de instante en instante esa falsedad, es transformación. La verdad no se acumula; ella es de momento en momento. Lo que se acumula, lo acumulado es la memoria; y mediante la memoria jamás podréis hallar la verdad. La memoria, en efecto, pertenece al tiempo; el tiempo es el pasado, el presente y el futuro. El tiempo, que es continuidad, jamás puede descubrir aquello que es eterno. La eternidad no es continuidad. Lo que perdura no es eterno. La eternidad está en el instante. La eternidad está en el “ahora”. El “ahora” no es reflejo del pasado, ni continuación del pasado hacia el futuro a través del presente.

Una mente que está deseosa de una transformación futura, o que encara la transformación como objetivo final jamás podrá hallar la verdad. La verdad, en efecto, es algo que tiene que surgir de momento a momento, que debe ser descubierto cada vez de nuevo; y, por cierto, no puede haber descubrimiento alguno por medio de la acumulación. ¿Cómo podréis descubrir lo nuevo si estáis agobiados por lo viejo? Es tan sólo cuando desaparece esa carga que descubres lo nuevo. Para descubrir lo nuevo, lo eterno, en el presente y de momento a momento, se requiere una mente extraordinariamente alerta, una mente que no busque resultados, una mente que no trate de llegar a ser algo. Una mente que se esfuerce por llegar a ser algo no puede nunca conocer la plena beatitud del contentamiento; no del contento de la fácil satisfacción, ni del contento que trae el logro de un resultado, sino del contento que se produce cuando la mente ve la verdad en lo que es y lo falso en lo que es. La percepción de esa verdad es de instante en instante, y esa percepción se detiene al hablar de ese instante.

La transformación no es una finalidad, un resultado. La transformación no es un resultado. El resultado implica residuo, una causa y un efecto. Donde hay causalidad, tiene forzosamente que haber efecto; el efecto es simplemente el resultado de vuestro deseo de transformación. Cuando deseáis veros transformados, seguís pensando en términos de devenir; y aquello que es devenir no puede nunca conocer aquello que es ser. La verdad es ser de momento en momento; y la felicidad que continúa no es felicidad. La dicha es el estado atemporal del ser. Ese estado atemporal puede producirse tan sólo cuando hay tremendo descontento; no el descontento que ha hallado una vía de escape, sino el descontento que no tiene salida ni escapatoria y que ya no busca realización. Sólo entonces, en ese estado de supremo descontento, puede surgir la realidad. Esa realidad no se compra, ni se vende, ni se repite; no puede ser captada en libros. Tiene que ser captada de momento a momento, en la sonrisa, en la lágrima, bajo la hoja muerta, en los pensamientos errabundos, en la plenitud del amor. El amor no es diferente de la verdad. El amor es ese estado en el cual el proceso del pensamiento en función del tiempo ha cesado completamente. Y donde hay amor hay transformación. Sin amor, la revolución carece de sentido pues en tal caso ella es mera destrucción, decadencia, una miseria, desgracia creciente y cada vez mayor. Donde hay amor hay revolución, porque el amor es transformación de instante en instante.